viernes, 25 de julio de 2014

Las Azukis


Son unas legumbres tradicionalmente cultivadas en Oriente. Aunque parece que su origen está en el Himalaya, más tarde su cultivo se extendió por toda Asia y hoy son la segunda legumbre más consumida en Japón después de la soja. Su nombre científico es Vigna angularis y se conoce como azuki o adzuki, otros la llaman soja roja.
Son unas alubias pequeñas de mata baja que se prestan a ser cultivadas en nuestra tierra. Sus beneficios para la salud, nos deben animar a experimentar su cultivo. Producen un gran rendimiento. Destacan por su alto contenido en proteínas, minerales y fibra. Su contenido en grasas es mínimo, menos del 1%.
Propiedades nutricionales
Como el resto de las legumbres sus hidratos de carbono de absorción lenta las hacen indicadas para los diabéticos. Por su sabor dulce, que no azucarado se usan en la cocina tradicional oriental para preparar postres, lo que no deja de ser sorprendente para los occidentales. 
Su contenido en minerales, principalmente hierro y magnesio, las hacen muy indicadas en el embarazo y tanto para fortalecer la sangre como los huesos.
A diferencia del resto de las legumbres, son mucho más digestivas, más suaves por lo que pueden ser la primera legumbre que daremos a los bebés y también muy adecuadas para personas que no digieren bien las alubias, garbanzos…
Las azukis y la Medicina Tradicional China
En La medicina oriental, las alubias en general se asocian al buen funcionamiento del riñón, la vejiga y el aparato reproductor y las suprarrenales, lo que los orientales llaman el elemento agua. Pero entre todas las legumbres arriñonadas, las azukis tanto por sus características físicas (son pequeñas, yang), como nutricionales (tienen una gran riqueza en minerales), llegan a alcanzar  la categoría de alimento medicamento. Su comportamiento no es el mismo que el de las alubias rojas de nuestra tierra. En los desórdenes de los riñones, como la caída del cabello, los edemas, las lumbalgias, las cistitis… son un alimento de elección. Podemos usarlas como comida o prepararlas en forma de té, en este caso usaremos más agua y las coceremos más tiempo.
Preparado medicinal: Té de azukis
En este caso, si es posible utilizaremos las azukis Hokkaido que son una variedad que crece en tierra volcánica y es más rica nutricionalmente.
Lavamos bien una taza de azukis en varias aguas y las ponemos en remojo con agua filtrada o embotellada, la noche anterior. Lavamos una tira de alga kombu como de unos 5 cm. aproximadamente y la ponemos a remojar en un recipiente aparte, también la noche anterior, con agua filtrada o embotellada. Al día siguiente, tiramos el agua del remojo de las azukis y ponemos la olla a presión con abundante agua, el alga kombu previamente troceada con el agua del remojo y las azukis sin sal. Cuando la válvula de la olla empieza a dar vueltas, bajamos el fuego al mínimo 30 minutos.
Mientras, lavamos y troceamos una pequeña cantidad de calabaza y/o de cebolla. Abrimos la olla a presión, añadimos las verduras y la sal marina. Mantenemos la cocción con tapa pero sin presión durante 30 minutos más. Justo antes de retirar del fuego, añadimos una cucharadita de tamari por cada ración que hayamos cocinado.
Colamos el potaje que lo podemos reservar para otra comida y tomamos el caldo a modo de té, un par de veces al día durante tres o cuatro días. Para reforzar su efecto podemos añadir en el momento de tomarlo una cucharita de zumo de jengibre recién exprimido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog