viernes, 18 de mayo de 2018

Croquetas de mijo

Escoger hidratos de carbono de calidad, integral y con clara preferencia por el “grano” de cereal tal cual para cocinar y si puede ser ecológico mejor, sin procesar, sin convertir en previamente en harina para procesar. Son ejemplos el arroz integral, la quinoa o el mijo con los que podemos hacer muchas recetas y así cumplir las recomendaciones nutricionales de hidratos de carbono de la forma más eficiente, maximizando nutrición y prevención del aumento de peso.






Mijo hamburguesa/croqueta

125 gr mijo lavado y colado
250 g cebolla bien picadita (se puede usar una picadora) 
1 cs/ 10 ml aceite para cocinar la cebolla
2,5 ml sal marina para cebolla. Más para ajustar al final 
4 cs/ 45 ml/ 25 g sésamo tostado
Pizca de jengibre en polvo
1/2 cp / 1,2 ml cúrcuma en polvo (anticáncer y colorante)
Pizquita de pimienta (o incluida en la cúrcuma)
1 cp mostaza natural en crema (a gusto)
2 cs perejil fresco picadito (si no tienes seco)
Un poquito de aceite oliva para pasar por la sartén

Preparación:
Cocinar el mijo básico.
NOTA: Yo cocino 250 g de mijo, la mitad la destino a croquetas y la otra mitad la guardo tal cual para desayunos o postres.
Poner tres partes de agua a hervir (900ml), añadir una pizca de sal y el mijo previamente lavado.
Al romper a hervir, entonces bajar el fuego al mínimo dejar cocinar tapado durante unos 20 min, hasta que se agote el agua de cocción y se empiece incluso a pegar en el fondo.
Nota: importante en esta receta no dejamos que el mijo se enfríe.
Mientras se cocina el mijo, rehogar con aceite de oliva y un poco de sal la cebolla. Cuando empiece a estar doradita tapar y dejar que se cocine a fuego mínimo (mantener jugosa).
Ahora es cuando toca mezclar el mijo recién hecho y bien caliente con la cebolla y el resto de ingredientes. Nota: más vale pecar de pocos condimentos, probar y añadir más al final.
Dar forma. Con las manos un poco húmedas dar forma de croquetas o hamburguesas, al gusto. Usar trucos para que os queden de similar tamaño como emplear un hacedor de bolas de helados para las porciones.
Guardar en la nevera tapadas hasta el momento de servir.
Usar una sartén bien anti adherente con un pelín de aceite para ir dando la vuelta a las croquetas o hamburguesa sin que se peguen o quemen. Con este toque se doran y vuelve crujiente la parte de fuera la pieza de mijo, es decir, convertimos el mijo es deliciosos y atractivos bocados para toda la familia.
También está la opción de con un pincel untar una bandeja apta para horno de aceite.
Hornear la versión escogida durante unos 20 min. o hasta que estén un poco doraditas.

Listas. Otra forma divertida de tomar hidratos de carbono bien sanos.
Un abrazo.
Raquel
http://www.ladietistaraquel.es





Archivo del blog