jueves, 19 de abril de 2018

DEL ALIMENTO A LA CONCIENCIA UNIVERSAL





El destino del hombre, no consiste en sufrir con los brazos cruzados en la tierra para merecer un paraíso mitológico: su destino consiste más bien en transportar ese cielo, ese Dios que hay en él ,a esta tierra y elevar la vida practica, elevar la tierra hacia el cielo. Tal es su altísima misión (M.Bakunin).
Comer es la accion más básica que realizamos cada día y la calidad del alimento que ingerimos influencia el estado de nuestra conc...
Seguir leyendo
Clara Castellotti
DEL ALIMENTO A LA CONCIENCIA UNIVERSAL. El destino del hombre, no consiste en sufrir con los brazos cruzados en la tierra para merecer un paraíso mitológico: su destino consiste más bien en transportar ese cielo, ese Dios que hay en él ,a esta tierra y elevar la vida practica, elevar la tierra hacia el cielo. Tal es su altísima misión (M.Bakunin).
Comer es la accion más básica que realizamos cada día y la calidad del alimento que ingerimos influencia el estado de nuestra conciencia, por lo tanto si elegimos con sabiduría, nuestra conciencia poco a poco se expandirá. Lo mismo pasa con las demás experiencias, emociones, sentimientos etc. que experimentamos en cada nivel de conciencia, todo eso es un empuje a pasar a un estado más alto de conciencia, pero el alimento ,al ser materia, es algo sobre lo que podemos tomar control total. Michio Kushi solía recordar una frase del Evangelio” maravilla es por la carne (materia) realizarse a través del espíritu, maravilla de las maravillas es por el espíritu realizarse a través de la carne (materia).
Para entender estos pasajes Ohsawa difundió los 7 niveles de juicio, una teoría de la evolución ya ampliamente estudiada por hombres iluminados como Gurdjeff y Ouspensky. Se puede observar como cada nivel de conciencia se relaciona claramente con un chacra: los primeros tres juicios corresponden a etapas de evolución más temprana, instintiva, infantil, el cuarto y el quinto a la etapa de la adolescencia y de la adultez. Los últimos dos a la sabiduría de la edad madura y de la vejez.
1º) Juicio mecánico. 1º chacra (suprarrenales). Es un juicio relacionado con la supervivencia; la respuesta es automática, espontánea, instintiva y se relaciona con la capacidad de adaptación a los estímulos ambientales y a un nivel de evolución primitivo. Trasladado al campo de la alimentación es el nivel del comer por vivir, no importa el tipo de alimento y no importa si se tiene hambre. O también llegar a casa hambrientos, abrir la nevera y coger lo primero que se encuentra, sin pensar.
2) Juicio sensorial 2º chacra (gónadas). El deseo domina nuestra elección. Buscamos confort y placer .Comemos los alimentos hacia los que tenemos una atracción sensual, que estimulan nuestros sentidos a través del color, de la presentación, del olor etc. La publicidad televisiva que utiliza frases y tonos de voz sensuales para ofrecernos un producto, actúa en este nivel, ya que la mayoría de las personas lo utiliza en sus elecciones alimentarías. Tendencia a comer demasiado.
3) Juicio sentimental 3º chacra ( plexo solar) . En este nivel, sumamente emocional, jugamos con los opuestos: amor y odio, placer y no placer, alegría y tristeza. Comemos los alimentos que nos satisfacen emocionalmente, los que nos recuerdan nuestra infancia. Es típico de esta fase “el adorar la tortilla porque mamá la hacia a menudo” pero también la manía de reproducir platos pertenecientes a un tipo de alimentación que pensamos haber dejado atrás, en una versión más afín a nuestra nuevas exigencias: quesos veganos, salchichas veganas, hamburguesas, de soja, etc. etc. Hasta que necesitamos tales alimentos estamos anclados emocionalmente a nuestra alimentación pasada y estamos encarcelados en una forma de juicio inmatura.
4º) Juicio intelectual 4º chacra (corazón, timo). Si bien nos puede sorprender la asociación del nivel intelectual al chacra del corazón, si estudiamos la ciencia de los chacras veremos que así como el plexo solar se asocia al mental inferior, el corazón es el mental superior y a la capacidad de juzgar. Por la antigua medicina china la mente reside en el corazón. Aquí encontramos teorías y conceptos y también luchas entre opuestos: distinción entre estar en lo justo o no, bueno o malo, entre sano y no sano. Las modernas teorías de la Nutrición con su énfasis sobre la composición nutricional de los alimentos está en este estadio. Comemos contando calorías, esto es bueno esto es malo, esto engorda, esto tiene mucho calcio etc. y seguimos las dietas de moda del momento.
5) Juicio social 5º chacra (garganta, tiroides). En este estadio la integración con la naturaleza y la comunicación con lo que nos rodea son de primordial importancia. Se busca el bien común. Ecología, soberanía alimentaría, respeto por el ambiente y por los animales determinan nuestras elecciones. El veganismo, la elección de alimentos puros, biológicos, de cercanía, entran en este juicio.
6º) Juicio filosófico o ideológico 6º chacra (3º ojo, pituitaria) Nos alimentamos de acuerdo a principios filosófico o ideológicos, siguiendo a la letra los preceptos de un maestro o de un profeta. Autodisciplina y ayunos son típicos de este nivel. Alimentarse es visto concientemente como una manera de evolucionar pero existe todavía un fuerte dualismo: bueno, malo, justo/injusto ying /yang etc.; el peligro en la macrobiótica, es quedarse atrapados en este nivel.
7º) Juicio universal 7º chacra (corona, pineal) .Es el estadio de absoluta libertad y de unidad. Es gozar de todo y dar la gracias para todo, unir yin y yang y armonizarlos. Podemos comer de todo porque nuestro organismo sabrá lo que es mejor en cada momento y elegirá y desfrutará solo lo que le conviene, intuitivamente, sin juzgar. Este nivel integra concientemente los otros seis y los utiliza cuando y como quiere, sin apego, ya que cuando se llega a esta etapa estamos libres de condicionamientos emocionales, estéticos, sensitivos, filosóficos o sociales.





Archivo del blog