miércoles, 8 de junio de 2016

Cocina macrobiótica de verano


El verano ya está cerca. Nuestra alimentación debe ir variando y adaptándose a los cambios que se dan en esta estación.
Recuerdo en casa de mi abuela que la alimentación cambiaba de una estación a otra. Ya que se comían las verduras y frutas que la tierra daba en cada momento. Ahora como tenemos de todo en cualquier momento hemos olvidado que alimentos pertenecen a cada estación.
En los meses de verano las plantas y las flores maduran y los frutos aparecen con abundancia.
Las temperaturas aumentan y hay más horas de luz.
Si observamos la naturaleza, su funcionamiento es perfecto. Nos ofrece frutas y verduras en cada estación que favorecen el equilibrio de nuestro organismo. En esta época de calor, nos ofrece frutas y verduras con más contenido en agua. Ya que como es lógico, con el aumento de las temperaturas necesitamos hidratarnos.
La estación de verano pertenece al elemento fuego. Su energía es expansiva.
Nosotros también podemos notar este cambio de la energía en nosotros. Hacemos muchas más actividades al aire libre y tenemos una actitud, en general, más animada y extrovertida.
Los órganos que se activan en este ciclo son el corazón y el intestino delgado.
Qué cambios realizaremos en nuestra alimentación en la estación de verano?
kukiteEn verano necesitamos hidratarnos más que en otras estaciones. Tomaremos más líquido, si tenemos sed.  Agua, infusiones, sopas ,caldos, zumos de fruta y fruta fresca.

Siempre tendremos cuidado de que la temperatura de las bebidas que tomemos no sea muy fría. Ya que, aunque en días de mucho calor nos puedan apetecer, nos enfrían en exceso a nivel interno.

Iremos utilizando poco a poco más alimentos crudos en forma de ensalada por ejemplo. No se trata de comer grandes cantidades.  Con una pequeña cantidad  acompañando cereales y legumbres  y algas es suficiente.
Conviene aumentar el consumo de verduras  ligeramente cocinadas. Por ejemplo en salteados y escaldados.
También podemos comer más frutas de la estación. Teniendo en cuenta, al igual que con los alimentos crudos , no recomendamos abusar.
Seguiremos comiendo legumbres, cereales, algas. Una buena idea es comerlos en forma de ensalada acompañados de pickles.
Utilizaremos con más frecuencia cereales más ligeros como quinoa, amaranto, maiz y arroz largo.
Ensalada macrobiótica templada

El alga agar agar es ideal para esta estación. Podemos preparar por ejemplo gelatinas o pudin de fruta.
Es importante no olvidarse de tomar sopas o cremas con un poquito de miso, para mantener activo el fuego digestivo.
Te recuerdo  que no se trata de sustituir los alimentos  y las formas de cocinado radicalmente de una estación a otra . Los iremos introduciendo paulatinamente, a medida que va cambiando el clima.
También hay que tener en cuenta la zona en la que vivimos. No es lo mismo un verano en Sevilla que en Pamplona. Se trata de observar  los cambios que realiza la propia naturaleza y adaptarnos a ellos.
La macrobiótica habla del equilibrio entre el Yin y el Yang. Y considera la condición de cada persona en particular. Por ello estás recomendaciones son generales, no hablan de casos particulares.
¿Cambias tu forma de alimentarte dependiendo de que época del año te encuentres?
Durante este periodo de verano iremos dando ideas con recetas y menús para que podáis ir practicando en casa.  Y te sea más sencillo adaptarte a la estación más calurosa del año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog