martes, 7 de marzo de 2017

Qué son los remedios macrobióticos







Los remedios macrobióticos son elaboraciones a base de alimentos preparadas con el fin de ayudar a restaurar la salud.
Los remedios pueden presentarse en forma de:
  • Platos de comida: alubias adzuki, amasake, soja negra con castañas, ensalada escaldada, crema de arroz…
  • Bebidas: té bancha, bebida de daikon seco, zumo de col, bebida de shiitake…
  • Aplicaciones externas: compresa de té bancha, compresa de jengibre, cataplasma de trigo sarraceno…
George Ohsawa y Michio Kushi nos dejaron en sus enseñanzas numerosos remedios macrobióticos que siguen la lógica del Yin-Yang, es decir, a males yin, remedios yang, y viceversa.
Pienso que la forma que tuvieron de presentarlos fue desafortunada, pues parece que un remedio macrobiótico vaya a curar una enfermedad, y no es así; sobre todo en aquellos remedios indicados para enfermedades serias.
Pongo un ejemplo:
  • Té de daikon seco, shitake y cebolla: cáncer de ovario
  • Bebida de kombu, raíz de loto, shitake: cáncer de piel, melanoma.
  • Emplaste de kombu y col: cáncer de pecho (después de la cirugía), linfoma y cáncer de próstata.
En ningún caso un remedio macrobiótico curará una enfermedad; sí que puede aliviar un síntoma o mejorar el efecto terapéutico de una dieta bien diseñada, pero nunca va a ser tan potente como un medicamento.
El consultor macrobiótico Francisco Varatojo, escribe en su último libro Macrobiótica, la revolución sana:
Es importante recordar que estos remedios no sustituyen una consulta al médico y que serán más eficaces si su práctica alimentaria y su estillo de vida se acercan a los que se describen en este libro. Estos remedios son de fácil preparación y pertenecen a las tradiciones oriental y occidental. Son baratos, eficaces y, por encima de todo, no producen los efectos secundarios de los medicamentos.

TÉ DE DAIKON SECO

El vídeo que te presento al principio del post es el de la preparación del té de daikon seco. A muchas bebidas macrobióticas se les llama “té” cuando en realidad son decocciones de diferentes alimentos (daikon, alga kombu, seta shitake y otros), pero se les llama “té” por su traducción literal de las obras de Michio Kushi. Sólo el té bancha o kukicha viene de la planta del té, y por tanto, contiene teína.
La decocción de daikon seco está indicada para problemas de oído, fiebre, dolores de cabeza, linfomas y trastorno afectivo estacional. Se utiliza para disolver todo tipo de sustancias grasas y una taza pequeña (17o ml) puede tomarse a diario durante 2 ó 3 meses (aunque esto dependerá mucho de la condición de la persona).
Para prepararlo se hierve a fuego lento 1 parte de daikon seco en 4 partes de agua; unos 15-20 minutos. Casi al final de la cocción se añade una pizca de sal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog