sábado, 11 de marzo de 2017

Reflexión del doctor Martín Macedo






Si hablas de lo que es, lo que es se quedará como está.
Si hablas de lo que será, lo que es se convierte en lo que será.
Si te duele la cabeza y dices.... “hoy parece que la cabeza se me va a partir del dolor”.
Las molestias se quedarán mucho más tiempo y el dolor aumentará porque te enfocas en él.
Pero si dices.... “tengo un dolor de cabeza, pero es temporal...se mejorará pronto porque es mi creación y ahora voy a enfocarme en el bienestar”.
La experiencia del dolor será completamente diferente.
Hablar de la “realidad” es reforzarla.
Hablar de lo que quieres crear es comenzar el proceso de manifestación.
Cuando te decides a manifestar algo y tienes un cuadro mental muy definido de lo que quieres, ya existe en el mundo sutil, ya es una realidad allí.....en forma de imagen.
Pero para que se precipite en el mundo denso se necesita tiempo y energía.
Es lo que se conoce como “trabajo”.
Un accionar de la voluntad de hierro que persigue la manifestación de una forma que hace tiempo que está “en la cabeza” .
Pero este accionar debe ser nutrido emocionalmente por la fe, por la certeza absoluta de que nada en el universo puede evitar que el mago que eres lo haga algo físico






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog