lunes, 22 de junio de 2015

Azuki, mucho más que una legumbre, un manantial de salud...




Llegada desde tierras japonesas, la azuki se ha convertido en una de las reinas indiscutibles dentro de la familia de las legumbres, y lo cierto es que si nos detenemos unos segundos a observar sus propiedades al detalle, entenderemos rápidamente el porque.
Sus beneficios nutricionales son muchos, pero ya de entrada su tipología en forma de riñón nos está informando de sus propiedades medicinales hacia este órgano, ya que estas legumbres son perfectas para depurar los riñones, ya sea a través de la ingestión de dicha legumbre, o a partir de tomar el caldo sobrante de su cocción como si de una sopa se tratara.
Otro factor que la hace interesante es su corto tiempo de preparación, siendo este de tan solo una hora, sumado a su bajo aporte en grasas, aspecto que la hace ideal para combinarla en las que se pretende perder peso sin sacrificar una buena proteína, como la aportada por las legumbres.

A nivel nutricional por cada 80g.:


  • 263 Calorías, 50 g. de Hidratos de Carbono, 16 g. de Proteína, 10 g. de fibra soluble, 249% de las necesidades diarias de ácido fólico, 38% de Fósforo, 35% de Hierro, Un 30% de vitamina B1, 29% de Magnesio, aporta en menor cantidad Calcio y como comenté antes contiene muy pocas grasas.

Y entre sus beneficios encontramos:

Facilita los procesos digestivos y favorece el desarrollo de la flora intestinal. Su aporte en tiamina o vitamina B1, la hace perfecta para procesos de desintoxicación, protege nuestro corazón y estimula el funcionamiento de nuestro riñón, ayuda a regular el azucar en sangre, y altamente aconsejada para los periodos de embarazo, por su riqueza en minerales, así como su capacidad de estimular la leche materna.



¿CÓMO PREPARALA...?

Como antes comenté, su preparación es muy sencilla y nos llevará poco más de una hora tener nuestras azukis a punto a empezar a beneficiarnos de sus propiedades.

1. En primer lugar lavaremos la cantidad de azukis que queremos cocer con agua fría abundante con ayuda de un colador chino o similar.

2. Dispondremos en una olla a presión 1 medida de azukis, por tres de agua, un chorrito de aceite de primera presión en frío y añadiremos una tira de alga Kombu ( la misma aportará más minerales a la cocción y ayudará a hacer más digestiva la legumbre, eliminando las posibles futuras flatulencias tras su ingesta). No añadiremos sal.

3. Tapamos y cuando la válvula empiece a girar, bajaremos el fuego al mínimo y coceremos durante una hora. 

4. Transcurrido el tiempo, abriremos y observaremos que nuestra legumbre está perfectamente cocida, pero para darle el toque final, una vez apartada la olla del fuego tiraremos un buen chorro de salsa tamari por encima y dejaremos reposar durante unos cinco minutos.

5. Pasados los cinco minutos ya tenemos nuestra legumbre lista para servir !

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog