sábado, 19 de diciembre de 2015

Cocina macrobiótica de Invierno


Por qué es importante adaptar nuestra alimentación a la estación del año en la que nos encontremos?
La razón es que  en cada una hay unas condiciones de presión atmosférica, temperatura, humedad y luz diferentes.
Si somos capaces de adaptarnos a estos cambios y armonizar nuestro cuerpo con el ambiente, vamos a sentirnos mucho mejor,  ser más resistentes a enfermedades de ajuste temporal, y a tener mucha más energía.
Si nos fijamos en nuestro entorno, durante los 12 meses del año, se van dando muchos cambios.
Imaginaos en un bosque, vais caminando y os sentáis al lado de un río . Como si fuera una película van pasando las estaciones delante de vuestros ojos. Vais viendo y sintiendo como van transformándose colores,  temperatura, sonidos, humedad…
¿Nos apetece comer las mismas cosas y en la misma forma en los diferentes estados de la naturaleza?
En los meses de invierno los días son los más fríos, húmedos y cortos de todo el año.
La naturaleza se aquieta, reposa coge fuerzas para la llegada de la primavera.
Para adaptarnos a los ciclos de la naturaleza nosotros también deberíamos estar en reposo. Intentar  evitar el frío y nutrir nuestro cuerpo con calor.
Si hacemos esto, no sólo llevaremos mucho mejor el frío, también cogeremos fuerzas para prepararnos para la llegada del siguiente ciclo: la primavera
 El invierno según la teoría de las 5 transformaciones corresponde al elemento agua. Su energía es flotante, de reposo.
En esta època se activan los riñones y la vejiga. A su vez podemos relacionarlo con el sistema reproductor.
Según la medicina tradicional china en los riñones se alberga nuestra energía vital. Cuidar y nutrir el elemento agua nos proporcionará más vitalidad y fuerza.
 Cómo adaptarnos a esta estación?
-Intentando tener más horas de descanso
-Eligiendo alimentos que nutren este elemento y órganos como: azukis, soja negra, trigo sarraceno, arroz dulce, avena y alga kombu.
_OSC8084
-Eligiendo verduras  y frutos de la estación: verduras de raíz,coles, brócoli, coliflor, castañas..
-Eligiendo formas de cocción  más largas, y a fuego lento, que nos calienten a nivel profundo como: nishime, kimpira, estofado largo,  y  horno.
También es importante evitar el exceso de líquidos, las bebidas frías, los alimentos crudos, las frutas tropicales, el café y los excitantes, el exceso de sal y  la proteína animal .

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog