viernes, 3 de febrero de 2017

7 dias, 7 cenas


¿Qué puedes cenar un día de invierno, para calentarte y relajarnte?
Importante cenar como mínimo 2 horas antes de ir a dormir.
Evitar alimentos fríos o crudos.
Lo ideal es hacer una cena sencilla, como verduras y proteínas. Si se eligen hidratos de carbono serán aquellos que tengan una energía ligera.
Te propongo este ejemplo de menú para cenas de una semana:
Efecto calentador y nutritivo de la sopa de miso. Limpia nuestro organismo y favorece la flora bacteriana.
Estofado de verduras dulces nos aporta el dulzor natural que nos reconforta al acabar el día.
Martes:  Crema de calabaza y cebolla con semillas de girasol tostadas acompañado de  seitan encebollado.
La cremosidad  y dulzor de la calabaza y cebolla acompañado de semillas que nos aporta un contraste de texturas y grasas saludables. El seitán sacia nuestro apetito aportando proteína de calidad.
Delicioso, calentador y saciante. Una forma diferente de tomar una sopa de miso.
Jueves:  Pure de mijo acompañado de  nishime de verduras.
El puré de mijo se parece mucho al puré de patatas tracidional. El mijo nos alcaliniza y relaja. El  nishime de verduras es muy calentador a nivel interno a la vez que nos aportan minerales.
Viernes: Falafel con pan de pita
Una proteína de calidad en forma festiva para una noche de viernes.
Sabado: Crema de zanahoria y puerro acompañado de   tortilla de lentejas rojas.
Reconfortante , dulce y  nutritiva crema de verduras, acompañada de tortilla de lentejas sencilla de hacer , sorprendente por su textura y sabor.
Domingo: Crema de boniato y naranja con un poquito de miso acompañada de  salteado detemphe con cebolla y chucrut.
Cremita dulce, aromatizada con naranja. Temphe, proteína de calidad que además nos aporta fermentos perfectos para nuestra flora intestinal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog