miércoles, 12 de noviembre de 2014

Estofado de calabaza con crujiente de castaña



El otoño nos brinda alimentos que cocinados de diferentes maneras nos dan texturas y sabores que nos puedes sorprender. En este caso hemos preparado un estofado de calabaza tal y como explicamos en la receta “estofado dulce de calabaza y manzana” pero hoy hemos cambiado la manzana por un crujiente de castaña muy sencillo de hacer.

Ingredientes:

-Calabaza potimarron
-Castañas crudas

Elaboración:

    Cortamos la calabaza en cuadrados de 2cm aproximadamente y la ponemos en una cazuela a fuego fuerte durante 10 minutos removiendo a menudo para que no se nos pegue. Añadimos una pizca de sal, bajamos el fuego al mínimo y colocamos difusor. Lo dejamos sin nada de agua ni aceite durante 45 minutos. Es importante vigilar que no se pegue y se cueza con el propio agua que desprende la calabaza. Si nuestro fuego no es tan lento, podemos añadir un poquito de agua. 
    Por otro lado pelamos las castañas con un cuchillo y las cortamos en finas láminas. Ponemos una pizca de sal en una cazuela y vamos friendo. Las escurrimos en un papel absorbente y las reservamos. 
    Una vez tenemos la calabaza cocinado, servimos y colocamos el crujiente en en la parte de arriba.

    Delicioso plato y además nutritivo que nutrirá la energía metal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog