viernes, 6 de marzo de 2015

Cocina macrobiotica de primavera







La naturaleza sigue su ciclo perfecto en el que se suceden las estaciones. Cada estación tiene  una condición atmosférica, una temperatura, una luz y energía diferentes.
Es adecuado comer los mismo todo el año?
Si adaptamos nuestra alimentación a los cambios de las estaciones vamos a  conseguir:
energía duradera y estable , armonía , nos vamos a adaptar mejor al cambio y vamos a tener mas resistencia a las patologías de ajuste temporal.
Cada estación nos proporciona los alimentos que necesitamos. Se trata de ser conscientes de ello y aprender a danzar con su ritmo.
 Tras el invierno en el que la energía es de reposo, la naturaleza despierta, brota, florece. Hay muchas más horas de luz que nos invitan a tener más actividad y a estar más horas al aire libre.
Esta energía es puramente ascendente.
Como nos adaptamos a este cambio?
-métodos culinarios más ligeros: escaldado, hervidos, vapor, brotes
-un poco menos de condimentos salados
-más alimentos fermentados: tempeh, chucrut, pickles
-verduras de temporada   que crecen hacia arriba: apio, alcachofa, rúcula, rabano y sus hojas, la parte verde de los puerros, endivias, cebolleta
-utilizaremos cereales y legumbres  más ligeros como : cebada, trigo( cus cus y bulgur), lentejas
-el alga más adecuada para ese momento es la wakame.
Los órganos que se activan en este ciclo son el hígado y la vesícula biliar. Los poros de la piel se abren. Por lo que es un buen momento para depurar nuestro organismo.
Cuando hablamos de depurar no queremos decir hacer dietas drásticas durante una semana para después volver a comer de forma desordenada. Se trata de conocer los alimentos que ayudan a los órganos excretores a realizar su función y utilizarlos con más asiduidad. Y por supuesto reducir o eliminar los que dañan estas funciones.
Cuando comienza la primavera poco a poco iremos introduciendo estos cambios en la cocina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog